“Cuida lo qué comunicas y cómo comunicas”

¡Bienvenido a la época del clickbait! Estamos viviendo una época de gran “bombardeo” de información a través de redes sociales, medios y cualquier plataforma que permita la comunicación. Hoy nos hemos encontrado un sinfín de mensajes: positivos, negativos, de incertidumbre y alarmistas que suelen generarnos todo tipo de sentimientos de ahí la importancia de comunicar en forma responsable.

En un sentido general, consideramos a los mensajes como objetos de comunicación con los que transmitimos, colocamos y/o posicionamos aspectos de interés de las marcas. Una “fórmula” sencilla para la creación de los mensajes es respondiendo ¿quién dice qué, a quién, cómo y por qué?

Desde siempre, los medios de comunicación han tenido la premisa de informar de una manera objetiva basados en sus líneas de editoriales, hoy los medios digitales, además de seguir dicho principio, se han visto obligados a obtener alcances exorbitantes y llegar a mayores audiencias, de aquí nace el llamado clickbait, fenómeno que busca la viralización de los contenidos y por ende, de los mensajes.

A diario vemos como el clickbait ha generado un cambio en la estructura del mensaje, los comunicadores (ya sean periodistas, PR´s o generadores de contenido) cada vez más buscan que este sea atractivo para un individuo ávido de información mediática y de interés. Pero ¿cuáles podrían ser los aspectos negativos del clickbait? Conversando con Cristina Díaz, buena amiga, gran periodista y ex editora de Huffington Post México, coincidimos sobre el clickbait lo siguiente:

  • Basa su “gancho” en un título y no necesariamente en la calidad del contenido
  • Genera poca lealtad a un medio ya que las audiencias responden a “la primera noticia”
  • Lo viral y lo del día deja de lado a la investigación
  • En ciertos momentos, la confusión entre título y contenido genera fake news
  • Limita la capacidad para generar un criterio objetivo

Pescando clicks clickbait

 

Pero no todo es negativo, el clickbait también implica importantes retos para el proceso de creación del mensaje, todos los generadores de contenido deben pensar en la especialización de la comunicación; es decir, deben adaptar un mismo mensaje a las distintas plataformas de salida como son Twitter, Facebook, Instagram, entre otras redes dependiendo de la audiencia y lo que vayamos a comunicar.

Así mismo, el mensaje debe ser cada vez más claro y directo para que se adapte a la forma en que se está consumiendo en los medios actualmente, para atrapar a los consumidores y mantenerlos por mayor tiempo en el sitio web, esto permitirá conocer la eficacia de nuestra comunicación y los temas de mayor interés para nuestra audiencia.

Hoy, las personas solo leen y escuchan lo que quieren que vaya acorde a su pensamiento, el reto principal al momento de crear un mensaje es que este pueda atrapar a toda esa audiencia que no está escuchando.